03 Ago, 2018

La monumental Casa de la Ópera de Sydney

COMPARTE

La monumental Casa de la Ópera de Sydney

El objetivo primordial de la estructura de la Ópera de Sydney era que los visitantes se sintieran cómodos y relajados al ingresar; desde la forma exterior hasta la amplia escalera de 100 metros de anchura, todo con un propósito y para un mismo fin.

El arquitecto detrás de la ópera

El arquitecto danés Jorn Utzon, tras la victoria de un concurso internacional, iniciaba su polémico proyecto de la Opera House de Sydney en 1959 al que definió como: de gajos de naranja.

Inicialmente Utzon señaló que el proyecto tendría un costo de 3 millones de dólares australianos y estaría concluido en 3 años, pero la factura real llegó a ser de 102 millones de dólares australianos y se demoró 14 años en ser terminado, considerándose uno de los megaproyectos más costosos.

Jorn nunca finalizó el proyecto debido a no poder lograr la expectativa esperada que imaginó para el interior del complejo.

Arquitectura de la casa de la ópera de Sydney

La obra consta de dos elementos completamente singulares; la parte rígida y la parte ligera, la base y la cubierta respectivamente. A la primera sección se le atribuye las diferentes áreas de servicio dando la ilusión de que se trata de una manera para “servir” el espectáculo al público y a la segunda se le amerita el hecho de cubrir las tres partes del recinto: teatro de ópera, auditorio para concierto y el restaurante.

El total de la arquitectura del lugar se dividió en tres grandes momentos: levantar el podio, las conchas exteriores y el interior y las ventanas.

La complejidad de la estructura de la casa se puede explicar como algo geométricamente indefinido, pero fue hasta el año de 1961 cuando el equipo de diseño logró “estabilizar”, controlar y simplificar el diseño, haciendo los gajos de manera esférica.

El hormigón armado es el elemento principal de la estructura de la casa, los acabados de los vidrios hechos con armazón de acero. Cuenta con 1.056 millones de azulejos, y el interior de la obra contiene granito rosado sacado de Tarana.

La casa de la ópera cuenta con 183 metros de altura y 120 metros de ancho, debido a ciertas condiciones marítimas, el lado exterior de los montantes necesitaba una protección y por ende, un cambio en el material, por lo que se optó por madera contrachapada.

¿Y el acero?

Este fue escogido para la estructura del parteluz principal, debido a la rigidez que se necesitaba y la fuerza.

Algo que se debe destacar para la creación de este edificio fue el vidrio que se escogió para las fachadas, siendo el vidrio laminado el ganador de esta búsqueda, ya que el objetivo principal era que fuese de seguridad y con la posibilidad de ser cortado en el lugar.

La intención de hacer un conjunto variado entre dos capas diferentes de laminado era evitar la coloración de cristal verde para obtener una mayor protección solar en los vidrios que se encuentran ubicados en la sección norte, ya que estas están muy expuestas.

Categorías: Diseño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿QUIERES NUEVOS ARTÍCULOS ANTES QUE NADIE?

x

PONTE EN CONTACTO

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en las próximas 48 horas

x

Recibe nuevos artículos antes que nadie

x

Cuéntanos de tu proyecto

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en las próximas 48 horas